Archivo del sitio

Entrevista a Margarita Barrientos

Sale a la calle de tierra vestida para una ocasión muy formal. En cada mano lleva más de dos anillos. En su rostro se mezcla la dulzura y el sufrimiento de la vida. Camina con la preponderancia de una dueña y señora, y no está mal, ya que es fundadora y responsable de todo lo que pasa en el Comedor Los Piletones de Villa Soldati. Margarita Barrientos, Mujer del Año de 1999 por Feria de las Naciones, es precursora en el tema de comedores comunitarios.

-Si llega un turista a este comedor, ¿cómo le explica qué es un comedor comunitario?

-Yo creo que un comedor comunitario es un lugar donde se trabaja para la comunidad. Solucionar los problemas que tiene cada familia, acá en la villa; y no solamente les damos de comer, les damos educación, facilitamos para que tengan servicios médicos, y hasta tenemos una guardería de niños, ya que son muchas las mamás que tienen que ir a trabajar.

-¿Cuántas personas comen en un comedor comunitario?

-Depende de la zona, depende del espacio físico de cada comedor, pero entre 600 y 1200 personas pasan a diario por un comedor. En el mío son 966 niños y 280 adultos

-El boom de los comedores comunitarios fue después de la crisis 2001, ¿hoy en día con un mayor crecimiento del país, y la baja de desocupados, siguen existiendo comedores en gran número?

-Sí, y muchos más que en la crisis. En la época del 2001-2002 había alrededor de 200 comedores, yo creo que hoy hay más de 400. Hay muchísimos en Capital Federal, el periodismo no los muestra.

-En su caso, ¿cómo consigue la comida, y cuántas personas trabajan en su comedor?

-Nosotros conseguimos la comida a través de donaciones de escuelas, institutos privados, universidades, porque yo voy a dar charlas sobre el tema comunitario en las universidades, y ellas me ayudan mucho. También hay empresas que donan leche o azúcar, y muchas personas solas que se acercan hasta acá (Plumerillo 3995).

-No mencionó el aporte del Gobierno de la Ciudad, ¿por qué?

¿Es verdad que usted está peleada con Telerman y por eso no recibe mucha ayuda?

-Yo, en su momento, estuve peleada con (Aníbal) Ibarra y ahora con (Jorge) Telerman, que para mí son lo mismo. El Gobierno de la Ciudad manda 300 raciones pero nosotros necesitamos 900.

-Hay gente, incluso humilde, que piensa que los comedores generan vagos, que el Gobierno de la Ciudad debería destinar su ayuda en trabajo público para estas personas, ¿usted que piensa?

-Yo creo que lo que no tendría que existir son los piquetes, porque esos sí fomentan vagos, porque en un plan de piqueteros no solamente recibe uno, sino que recibe toda la familia. Y los comedores, mal que mal, ayudan a las personas. Es verdad que hay comedores que fomentan vagos, y son los que están liderados por organizaciones políticas, que tienen punteros, y estos comedores reciben mucho más subsidio que el mío que no tiene ninguna línea política.

-¿Cómo cree que será el gobierno de Mauricio Macri, siendo que es una persona a la que usted simpatiza?

-Ojalá que sea bueno, tengo mucha fe porque es necesario que se preste más atención a los comedores y a las villas.

-¿A usted le prometió algo?

-No.

Anuncios