Archivo de la categoría: notas de opinión

Metrobús de Buenos Aires

ImageMoverse de un lado a otro te desgasta. Transitar de un punto cualquiera a otro en la ciudad se ha convertido en una aventura poco divertida. Ya no hay un solo día complicado para viajar, como era el viernes antiguamente. Hoy todos los días son viernes, sin la recompensa que trae la última jornada laboral. Más autos nuevos patentados y arterias que si no tienen alguna protesta sobre ella son achicadas para el uso de las bici-sendas o ensanchadas para la colocación de mesitas de los bares donde ya no se puede fumar, como sucede en Palermo. En auto, taxi, remis, combi o colectivo moverse te quita tiempo y energía. Y ante este caos el Metrobús como solución?

Actualmente funcionan el Metrobús Oeste y el Metrobús 9 de Julio. El primero se traslada sobre la Av Juan B. Justo y une Liniers con Palermo; y el segundo sobre la Av. 9 de Julio, uniendo Constitución con Retiro. Y próximamente se inaugurará el de la zona sur.

El Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, nos invita a seguir confiando en el sistema público de transporte, porque ahora los colectivos recorren toda la 9 de Julio en 15 minutos. Pero el resto de la ciudad qué? Uno no se desenvuelve solamente en esas 30 cuadras rectas del microcentro. Muchas personas salen de Villa Crespo, Caballito, Boedo, Paternal, etc, etc para ir a trabajar al microcentro y luego ir a estudiar o a un segundo trabajo en Balvanera, Almagro, Belgrano, Villa Urquiza, etc. y si tienen la posibilidad de usar un auto lo hacen porque el sistema público de transporte desgasta. Hace poco un amigo me contaba que tuvo que llevar a su hija al Sanatorio de los Arcos, que queda en Juan B Justo al 900, y tardó en auto desde Liniers hasta este punto más de una hora y media. Y cualquiera que haya transitado Juan B. Justo sabe cómo se complicó la vida a los automovilistas. Lo mismo que ocurre a los que hoy transitan por Carlos Pellegrini o Bernardo de Irigoyen y por Cerrito o Lima.

Nunca está de más aclararle a algún despistado que esta columna no es un ataque al Metrobús en defensa de los autos particulares; y especialmente porque creo que el transporte público tiene la función de trasladar a más personas de una forma más económica y saludable, sin tanta contaminación atmosférica y sonora. Pero el objetivo de desalentar el uso del automóvil debería ser implementado con un sistema público de transporte que funcione en su conjunto correctamente y no con arterias adyacentes al Metrobús que asfixian a quien circula.

Otro ejemplo, esta vez vivido en carne propia: El día de la inauguración del Metrobús 9 de Julio, viajé para probarlo desde Av. Santa Fé hasta Av. De Mayo. Solo 10 minutos. Luego decidí tomarme la línea A de subtes para volver a mi casa, en el barrio de Almagro. Y el bajar a la estación Lima ya empecé a quitarme la alegría de haber usado el Metrobús anteriormente. Mucha gente y todavía no era hora pico, simplemente las 5 de la tarde. Esperé unos 10 minutos y por fin llego la formación colmada de pasajeros. Intenté subirme, empujé un poco para quedar dentro de los elegidos para viajar y no hubo caso. La puerta se cerró delante de mis narices y me quedé otros 10 minutos esperando. En el siguiente subte pude subirme y experimentar distintos olores y virus que de alguna manera ingresaron a mi organismo y me causaron una linda congestión al día siguiente.

Lo que quiero demostrar en esta columna es que el problema del tránsito merece un tratamiento más serio y sin parches que descongestionen algunas zonas de la ciudad. Si una parte del sistema de trasporte público no funciona, el todo es disfuncional, y los pudientes seguirán sacando su auto para perder tiempo pero ir un poco más cómodos.

Anuncios

Reforma Judicial en Argentina

El gobierno presentó el lunes 8 de abril un paquete de proyectos para la Democratización de la Justicia. Algo que desde hace varios años se viene pidiendo en nuestro país, sobre todo cuando se hace público que un juez garantista dejó libre a tal delincuente y éste luego fue quien mató a otra persona. Dentro del paquete de proyectos se prevé la modificación del Consejo de la Magistratura, que es el órgano que nombra o saca jueces.

Pero además de este proyecto, sobre el Consejo de la Magistratura, existen cinco puntos clave más.

Voy a empezar por nombrar los tres que ingresaron por la Cámara de Diputados y que no presentaron mucha resistencia de parte de la oposición ya que son proyectos que cualquiera estaría de acuerdo. Estos son:

  • Proyecto de Ley por el cual se establece el carácter público y de libre accesibilidad por internet de las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los funcionarios públicos.
  • Proyecto de Ley por el cual se regula el ingreso democrático e igualitario de personal al Poder Judicial de la Nación y al Ministerio Público de la Nación mediante el procedimiento de concurso público.
  • Proyecto de Ley por el cual se dispone la obligatoriedad de publicar por Internet todas las decisiones emanadas de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, los Tribunales de Segunda Instancia en lo Federal de todo el país, incluida la Capital Federal y la Cámara Nacional de Apelaciones de esta última jurisdicción.

Los otros tres proyectos ingresaron por la Cámara Alta y sí tuvieron resistencia de la oposición que, a excepción de la senadora Sonia Escudero y Samuel Cabanchik, no se presentó en las comisiones para firmar los dictámenes. Estos proyectos controversiales que fueron discutidos ayer y hoy, y que mañana y pasado se debatirán en el recinto de Senadores son:

  • Proyecto de Ley por el cual se reforma el Consejo de la Magistratura: se ampliará de 13 a 19 sus integrantes. Se incorporarán cinco miembros académicos y científicos , y la elección de los representantes de los jueces y de los abogados también será por voto popular. Se respetarán los mandatos de los actuales consejeros que vencen en diciembre de 2014. Los nuevos postulantes serán elegidos por la ciudadanía en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se celebrarán el próximo 11 de agosto. Deberán estar identificados con alguno de los partidos políticos que se presentarán a elecciones y se aspirará a que los nuevos miembros se sumen en diciembre próximo.

Desde el gobierno esperan que haya un debate constitucional en torno a la interpretación del artículo 114 de la Carta Magna. En el primero, se postula que los propios estamentos elijan a los representantes de jueces y abogados.

 

  • Proyecto de Ley por el cual se crearán tres cámaras de Casación: se crearán tres cámaras adicionales que se sumarán a la tercera instancia que hoy existe en el fuero penal. Serán la Contenciosa Administrativa Federal; Nacional y Federal del Trabajo y la Seguridad Social; y Federal y Nacional en lo Civil y Comercial. Funcionarán como tercera instancia en fueros donde hasta hoy no existían y colaborarán a descomprimir la cantidad de causas que llegan a la Corte Suprema.
  • Proyecto de Ley por el cual se regulan las Medidas Cautelares: el gobierno propuso que se limiten a seis meses todas las medidas cautelares como tope máximo para la resolución de la cuestión de fondo. Esto obligará a que se agilicen las causas a su resolución final y evitar la “justicia cautelar”, a la que hizo referencia la presidenta. Será obligatorio que se le corra vista al Estado como parte del litigio, algo que hasta hoy no sucedía. AdicionalImagenmente, ante la apelación del Ejecutivo, la medida será concedida con efecto “suspensivo”, por lo que hará caer automáticamente la acción de amparo. No podrá ejercerse contra las personas, la salud o la seguridad alimentaria. Esto constituye para el gobierno el primer capítulo de un futuro Código Contencioso Administrativo, para evitar que se equipare al Estado con el derecho privado a través de la utilización del procedimiento que rige el Código Civil y Comercial. Existen mecanismos similares en todas las provincias, pero no uno que se aplique en el Estado federal.

En lo que respecta al Consejo de la Magistratura, más allá de que la elección popular pueda ser inconstitucional, la mayor objeción yo le hago está en la conformación de las listas. Si se habla de querer una Justicia independiente no puede ser que los candidatos a conformar el Consejo vayan en las listas de los partidos políticos. Gane o no gane la lista del Gobierno.

Sobre la creación de las tres cámaras de Casación, creo que es importante que ayuden a descomprimir la cantidad de causas que llegan a la Corte; sin embargo, habrá que ver si no resulta más extenso el proceso, ya que se podrá apelar a una instancia más de la que hay hoy en día.

Y en el caso de la regulación de las medidas cautelares quiero citar a un pensador del S.XVII, como Thomas Hobbes, “El ESTADO es una sola persona cuya voluntad, como consecuencia de los acuerdos de muchos hombres, ha de tenerse en lugar de la de todos para que pueda disponer de las fuerzas y de las facultades de cada uno para la paz y la defensa común”. “Y con ello consiste la esencia del Estado, que podemos definir así: una persona de cuyos actos se constituye en autora de una gran multitud, mediante pactos recíprocos de sus miembros con el fin de que esa persona pueda emplear la fuerza y medios de todos como lo juzgue conveniente para asegurar la paz y defensa común. El titular de esta persona se denomina SOBERANO, y se dice que tiene poder soberano; cada uno de los que le rodean es SÚBDITO suyo.

Cito a Hobbes porque parece que quienes redactaron el proyecto sobre la regulación de las cautelares lo tienen demasiado en cuenta, al creer que el Estado no se equivoca y que por lo tanto las personas no pueden solicitar un amparo. Esto mismo es lo que le recriminó el CELS, encabezado por Verbitzky, quien hoy propuso que se amplíe la excepción: No obstante, en función de los pedidos del CELS, propuso hacer tres modificaciones. Sugirió que se agregue en el artículo 10 el concepto de “vida digna” como excepción para la admisión de una caución juratoria. “Para que no quede más duda que este proyecto de ley viene a proteger los intereses de los vulnerables y a terminar con los de las corporaciones”, explicó. 

Esta columna también puede ser escucha en este sitio.

Más cerca de la verdad

Marcela y Felipe Noble Herrera

En la nota de análisis La Noble Justicia, publicada la semana pasada, se puntualizó en la diferencia entre el Rey Salomón y los jueces de la Sala II de la Cámara de Casación Penal. El monarca había ordenado la división de un bebé en partes iguales para dos madres que reclamaban su maternidad. Una de ellas, dejando ver su verdadero amor, lloró y pidió que antes de que le hagan daño a la criatura se lo entregaran a la otra reclamante. Mientras que los camaristas que decidieron la extracción compulsiva de muestras de ADN de los hijos Noble Herrera, restringiendo el universo total del Banco Nacional de Datos Genéticos, habían actuado salomónicamente si se hace hincapié en que quedaron bien con las dos partes, pero no si se focaliza en la sabiduría de Salomón y los resultados obtenidos por su fallo. Hoy, con la decisión de Marcela y Felipe Noble Herrera de acceder a la comparación con el total de muestras del Banco de Datos, pareciera que el resultado del fallo de Casación tuvo sus consecuencias positivas.

El lector que acuerde con la hipótesis anterior podrá seguir leyendo las razones por las que este periodista cree que el fallo de los jueces Guillermo Yacobucci, Raúl Madueño, y Luis García tuvo efectos positivos para esclarecer la verdad.

Sólo los hijos Noble Herrera y su madre adoptiva, Ernestina Herrera de Noble, pueden decir la razón real del cambio de postura. Pero podría ser por cualquiera de estas causas:

a) La que exponen Marcela y Felipe, sobre el deseo de que todo termine cuanto antes, por el bienestar de la salud de Ernestina;

b) La confianza de la dueña de Clarín en que los datos genéticos de Marcela y Felipe no se encuentren dentro del Banco de Datos, ya que ahí se encuentran sólo las muestras aportadas por algunos familiares de desaparecidos;

c) La estrategia de Ernestina de una nueva coartada, ante un resultado en los análisis que la perjudiquen; y

d) La que explicaría el cambio de postura ante la resignación de una verdad inminente, iniciada en el fallo de los camaristas.

Para diferenciarse de otros periodistas k que sospechan del resultado final de la causa, por la decisión tomada por los hijos Noble Herrera, el que suscribe no se detendrá en las causas antes enumeradas. Es más, ni siquiera cree importante saber qué determinó que los hijos adoptivos hayan cambiado de opinión o los hayan hecho cambiar. Lo verdaderamente importante es que se someterán a una comparación de su muestra de ADN con la de los familiares de desaparecidos que se encuentren en el Banco Nacional de Datos Genéticos, como se hizo siempre con hijos sospechados de haber sido robados en campos de concentración. En esto hace hincapié la fiscal de la causa Rita Molina: “Lo que habrá detrás o no de esta decisión, no lo sé; pero si esto es por la verdad, me tiene sin cuidado lo que se diga o especule, como fiscal sólo me importa llegar a la verdad”.

Se entiende que haya dudas al respecto, pero de ahí a desconfiar en el Banco de Datos cuando antes no se lo hacía, por el sólo hecho de que la decisión de analizarse con todo el universo de muestras fue tomada por los hijos Noble Herrera y no por la Corte Suprema, es demasiado. O creer que todo es una conspiración para que cuando se obtenga el resultado perjudique la posible candidatura de Cristina es buscarle la quinta pata al gato, como actúan ciertos opositores que los mismos periodistas k critican.

Hay muchas dudas, pero también hay dos certezas claras. Que involuntariamente el fallo de los camaristas, que para varios defensores de los derechos humanos tenía color pesimista, lo fue aún más para la dueña del monopolio. Y que gracias a ese fallo contrario a Ernestina hoy se está más cerca de la verdad.

 

Foto suministrada por www.elargentino.com

 

 

La Noble Justicia

Felipe Noble Herrera, Ernestina Herrea de Noble y Marcela Noble Herrera

En el saber popular suele hablarse de un fallo salomónico cuando un juez o un tribunal de justicia resuelve un caso a favor de las dos partes, sin comprometerse y quedando bien con ambas. Es en alusión al fallo del Rey Salomón de partir a la mitad a un bebé que reclamaban dos señoras.

Sin embargo, en los textos del Antiguo Testamento se amplía la decisión del rey, cuando una de las mujeres gritó y pidió que se lo dieran a la otra, con tal de no matarlo. De esta manera Salomón, que era sabio y justo, supo quién era la verdadera madre.

Los jueces Guillermo Yacobucci, Raúl Madueño, y Luis García, de la Sala II de la Cámara de Casación Penal, fallaron por la extracción compulsiva de muestra de ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera para saber si son hijos de desaparecidos. Esta decisión dejó conforme a las Abuelas de Plaza de Mayo, que desde hace 10 años vienen luchando por esclarecer la identidad de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble. Pero, para dividir el fallo y corresponder a la dueña de Clarín, los camaristas limitaron el universo de muestras de Marcela a las aportadas al Banco Nacional de Datos Genéticos por parientes de personas detenidas o desaparecidas hasta el 13 de mayo de 1976, y de Felipe a las muestras aportadas por parientes de personas detenidas o desaparecidas hasta el 7 de julio de 1976.

El lector de esta columna, por lo expuesto en el párrafo anterior, podrá creer que los jueces de Casación fallaron salomónicamente. Sin embargo, cuando se conoce la sabiduría de Salomón, el por qué actuó así y qué resultado obtuvo con ese fallo, ya no podría decirse lo mismo de los jueces Yacobucci, Maludueño, y García. Esto es así porque al limitar el universo de muestras avalan expedientes de adopciones truchas, que ya fueron demostradas por la Justicia que contienen datos falsos. Estos datos son:

a. Ernestina Herrera de Noble declaró que dos personas habían visto que dejaron a Marcela en la puerta de su casa el 2 de mayo de 1976, pero esas dos personas la desmintieron;

b. También dijo que una de esas personas, Yolanda Echague de Aragón, era su vecina cuando en realidad no vivía en esa localidad; y que la otra, Roberto García, era el cuidador de una finca vecina, pero se comprobó que era su chofer personal;

c. La persona que se identificó como Carmen Luisa Delta, que se dirigió al Tribunal de Menores, para entregar a su hijo, Felipe, en adopción presentó un DNI falso;

d. La dueña de Clarín suministró un domicilio de San Isidro, distinto al cual vivía en Capital Federal, lo que hace invalidar al tribunal que intervino en el trámite de adopción;

e. Se omitió el sistema de turnos para que la guarda de Felipe quedara radicada en el mismo tribunal que la de Marcela; y

f. Se inscribió a los niños con el mismo apellido, de acuerdo con una legislación que había sido derogada siete años atrás.

Después de todo lo expuesto, sólo queda un interrogante: ¿Ernestina podrá actuar de modo altruista y darle a los jueces el prestigio que obtuvo el Rey Salomón?

 

Foto suministra por http://voxpopuli.com.ar/site/?p=7188

 

Perdona nuestros pecados

En el año 2002 se estrenó el film mexicano El crimen del Padre Amaro, en el que se cuenta la historia de un joven sacerdote que llega a la Parroquia de un pueblito con ansias de evangelizar y seguir avanzando en su carisma de la mano del párroco.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el entusiasmo del Padre Amaro (interpretado por Gael García Bernal) disminuye cuando se da cuenta de la relación existente entre el párroco y la señora que limpia el templo, y la relación entre el narcotráfico y la Iglesia. Sumergido en los mares de la tentación, Amaro mantiene relaciones sexuales con una joven feligresa, y como consecuencia ella queda embaraza. Acorralado por el miedo a perder su prestigio el cura lleva a la joven a realizarse un aborto ilegal, el cual será trágico para ella.

Siete años después, más precisamente hoy, se conoce la sentencia a Julio Grassi en la causa de abuso y corrupción de menores. El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón lo condenó a 15 años de prisión por hallarlo culpable en dos de los 17 hechos que se le imputaban. Los dos hechos demostrados corresponden al joven conocido como “Gabriel”, mientras que en los otros dos denunciantes, “Ezequiel” y “Luis”, no se pudieron verificar los hechos. Más allá de todo, Grassi seguirá libre hasta que se conozca la sentencia firme.

Por los exámenes psicológicos que le hicieron al acusado, y que quedó demostrado que tiene el perfil de un abusador, la fiscalía pedía 30 años de prisión y la detención de inmediato. La querella pedía lo mismo pero con 37 años de cárcel. Después de conocida la sentencia, el defensor de los jóvenes, Juan Pablo Gallego, afirmó que el Tribunal dejaba que un pedófilo siga tratando con los niños de su fundación.

Y es así, cómo los jueces logran quedar bien con todos, ya que al acusado lo condenan a 15 años (que pueden ser sólo ocho por la ley del dos por uno), pero lo dejan libre hasta la sentencia firme. El amigo de Grassi, Raúl Portal, confesó que en cierta medida era una victoria para ellos. O, en el peor de los casos, el Tribunal queda mal con todos. Ya que en las afueras de los tribunales se produjeron incidentes entre grupos que apoyaban a Grassi y grupos de defensores de los Derechos del Niño, por considerar ambos sectores una injusticia la sentencia.

El Crimen del Padre Amaro, profundiza la polémica sobre el celibato obligatorio de los sacerdotes. Un debate que debe hacerse cuanto antes en la Iglesia Católica.

Perdón por contar el final: el Padre Amaro sigue celebrando misas luego del hecho del que fue protagonista. Y Julio Grassi mañana podrá seguir estando con sus nenes de la Fundación Felices los Niños.

Preservando el miedo

¿No se reflexionó varias veces en nuestro país, y en el resto del mundo que las campañas de lucha contra el VIH/SIDA no alcanzan para informar sobre la prevención de dicha enfermedad, para que Joseph Ratzinger manipule y desinforme sobre el uso del condón como barrera de contagio?

Si tal persona fuese un simple señor alemán, ignorante y/o fundamentalista, que declara en el living de su casa que “el preservativo no soluciona el problema del sida, sino que lo aumenta” sería una falacia que no repercutiría más que en las personas que estuviesen en ese lugar. Ahora, cuando esas mismas declaraciones las hace el máximo exponente de la Iglesia Católica en una tierra como África, que tiene 27 millones de personas infectadas, el error no puede pasar desapercibido. Mucho menos si existe en sus dichos el propósito de engendrar el miedo como forma de combatir el virus que en América Latina suma 1.700.000 casos.

Durante siglos la Iglesia determinó cómo debían ser las relaciones sexuales, y esto claramente lo relata Federico Andahazi en su libro Pecar como Dios manda. Asimismo, la culpa y el temor, con el que crecieron generaciones anteriores, no lograron reprimir las pulsiones de las hormonas que anhelaban encontrarse con otro ser. Y en el peor de los casos, dichos sentimientos formaron personas frustradas y carentes de una sexualidad plena y divertida, pero católicos al fin.

Es en estos casos que se agradece a Dios de que no todo el mundo es cristiano, y dentro de los cristianos no todos siguen a su líder en la Tierra, porque la información y el preservativo son las únicas formas posibles de luchar contra el VIH/SIDA.

 

El Palito Ortega Montonero

Volvió Capusotto. Y con él, el que probablemente sea su personaje más entrañable: Bombita Rodríguez. Bombita Rodríguez, el Palito Ortega montonero, hace reír, y mucho, en cada una de sus presentaciones. ¿Por qué nos hace reír Bombita? Es una pregunta que comencé a hacerme desde que lo vi por primera vez, cantando “Burgueses, atrás, atrás” y “Armas para el pueblo, armas para el pueblo ya”. ¿Por qué Bombita hace reír? Bombita habla de la clase obrera, habla de la liberación nacional, habla de los explotadores y los explotados, habla de los burgueses y los proletarios, habla de la cultura popular, de la educación de las masas, del socialismo. Evidentemente esto nos hace reír. ¿Por qué? ¿Por qué en la década del ’70 estas cosas no hacían reír? No sólo no hacían reír. Hubo gente que tomó tan en serio todo esto, que llegó a vivir sólo para estas ideas, llegó a soportar torturas, llegó hasta a dar la vida (su propia vida… la única que tenían) ¿Cómo pasó? ¿Por qué en la década del ’70 se decía clase obrera, proletarios y burgueses, explotadores y explotados, liberación nacional, socialismo, y nadie se reía?

¿Puede ser que la respuesta esté en los significados? ¿Qué significa hoy para nosotros la clase obrera, el socialismo, los explotadores? Para ellos significaba algo manifiesto: era época de certezas, de buenos y malos, de relaciones sociales evidentes y cristalinas. De un lado de la sociedad, los explotadores; del otro, los explotados. De un lado de la sociedad el mal burgués; del otro, el pobre proletario. De un lado del mundo el imperio; del otro, el país subordinado. La verdad se imponía. Eran los tiempos de la explotación del hombre por el hombre. Eran los tiempos en que la posibilidad de transformar la sociedad estaba al alcance de la mano. Sólo había que reunirse y hacerlo ¿Cuándo se perdió la certeza? ¿Quién terminó con las certidumbres? Contestar “el posmodernismo” es patear la pelota afuera. El posmodernismo no es un hecho social que se impone. El posmodernismo somos nosotros mismos cuando pensamos que las certidumbres han sido socavadas, cuando creemos que las relaciones sociales se han vuelto opacas, cuando consideramos que la sociedad es incomprensible (e intransformable). El posmodernismo es un espíritu de época, una aciaga derrota, una resignación cobarde. No una verdad que se impone. La verdad está ahí afuera. Y sigue siendo evidente. Explotadores y explotados, proletarios, imperio, educación, socialismo. ¿Meras fórmulas vacías? Transformación de la sociedad. ¿Ridiculez anacrónica? La diferencia entre los ’70 y el presente no está en lo que las palabras significan. La diferencia está en nuestra relación con los significados. Las palabras ya no denotan, para nosotros, una verdad objetiva. ¿Es mala la duda? Por supuesto que no. Lo malo es dudar de todo. Esta es una época en que nadie puede tener verdades. Ni siquiera las obvias. Nuestra época fomenta la ambigüedad, el equívoco, las complejidades y matices. La verdad no se dice. Esto puede verse en los medios. Hoy, la única manera de transmitir ideología (o mejor diría, ideales) es ocultándola. Cualquiera que grite a los cuatro vientos lo que piensa sólo provocará sonrisas. CNN o Canal 11 son buenos, serios, mesurados: su ideología está oculta. La radio de las Madres de Plaza de Mayo o Telesur son malos, ridículos, exagerados: su ideología se grita. Estos últimos no saben que las verdades ahora son muchas, y cada cual elige la que quiere. No saben que hoy cualquier verdad es buena.

¿Pero por qué Bombita hace reír? Una vez dijo Alejandro Dolina que el humor era poner una cosa en un lugar que no le corresponde. Esta definición hace que todo anacronismo sea potencialmente gracioso. Bombita es certero: sabe que hay explotadores y explotados, sabe que si se quiere luchar por el socialismo hay que decirlo, sabe que para transformar una sociedad es necesaria la educación popular, sabe que existe una lucha por la liberación de los oprimidos. Bombita lo dice, sin medias tintas, como quien dice una verdad evidente. Como quien dice “salió el sol”, Bombita dice “la clase obrera tiene que luchar por el socialismo”. En su contexto, los ’70, Bombita se convierte en un personaje famoso, querido, estimado. En nuestra época, plagada de cinismo e hipocresía, en nuestra época de verdades a medias, de ambigüedades, de dudas, la verborragia certera y contundente de Bombita mueve a risa. Es anacrónica. Fuera de época. Para Bombita las relaciones sociales son evidentes. Nosotros preferimos ignorarlas. Canciones con ideología, verdades irrefutables… Esperanza. Bombita nos hace reír. Y mucho. Lamentablemente.

 

¿Los violentos de siempre?

Decir que la violencia en el fútbol es el reflejo de la violencia en la sociedad es simplificar un análisis que debe ser más comprometido. Y culpar a las barras bravas de los equipos de fútbol, denegándoles la admisión a ciertos estadios, tampoco es la solución para erradicar un problema que tenemos todos los argentinos.

La culpa no es del chancho sino del que le da de comer” es un viejo refrán de nuestra cultura. Sin embargo, ese refrán está cada vez más vigente cuando hablamos de las barras bravas y de su relación con los dirigentes del fútbol. Gonzalo Acro, por ejemplo, asesinado en una interna de la hinchada de River, percibía un sueldo como empleado del club cercano a los $5 mil pesos. Y este ejemplo se debe multiplicar por los cientos de hinchas que reciben de una u otra forma financiación de parte de la clase dirigencial.

Por lo tanto, que el Tribunal de Justicia de la AFA imponga sanciones a hinchas –privándoles de concurrir a los estadios visitantes- como la quita de puntos a los clubes, no es más que una medida temporaria que a punta a sacarse el problema de encima.

La AFA, y en especial su presidente, Julio Grondona, es quien tiene el poder para erradicar el problema de la violencia en el fútbol. Si existen dirigentes de clubes de fútbol que apañan a los violentos quiere decir que existe un gran dirigente que los apaña a ellos.

Como vemos, la culpa de la violencia no es sólo de las barras bravas sino de aquellos que las alimentan y de quien protege a los que dan de comer.

“Que la historia me juzgue”

  Luego dos votaciones que terminaron en empate, el presidente del Senado, Julio Cobos votó en contra del dictámen de mayoría que ratificaba la resolución 125 sobre retenciones móviles. En un día histórico, el vice presidente de Cristina Kirchner pidió que la historia lo juzgara por no poder acompañar a su compañera.

  Después de varias semanas de discusión y presión en el Parlamento, a las 4.26 se puso fin a todas las especulaciones: que los oficialistas ganaban caminando, que el kirchnerismo compraría los votos de los demás senadores y diputados, e incluso que Cobos ya había formulado su posible voto.  Lo que se destaca es la función institucional del Congreso, al cual la resolución 125 arribó gracias a la tolerancia de la presidenta.

  En democracia no hay perdedores. Así como el martes pasado Néstor Kirchner anunció que aceptarían cualquiera sea el resultado en la Cámara alta, los militantes k deberían tolerar la expresión de un Parlamento que ellos también votaron.

  No se puede dejar de mencionar que el conflicto con el campo estuvo teñido por intereses golpistas o al menos desestabilizadores. No se debe olvidar el tratamiento de la información que hicieron los grandes medios de comunicación y el titular que regía en Clarín.com apenas el presidente del Senado terminaba de dar su voto: “Crisis en el Gobierno”.

  Dieciseis horas de debate y polémica en un Estado democrático permiten que en vez de crisis se forjen mecanismos de unión y de expresión popular, siempre y cuando no se intenten golpes institucionales de sectores opositores al Gobierno.