El progresismo se acerca a la derecha

Cuando faltan cuatro días para las elecciones, la candidata Gabriela Michetti, de Pro, parece encaminarse a una victoria segura en la ciudad de Buenos Aires, donde la mayor disputa se da por el segundo lugar, entre Alfonso Prat-Gay, del Acuerdo Cívico y Social (ACyS), y Fernando “Pino” Solanas, de Proyecto Sur, que tuvo un fuerte crecimiento en la última semana.

Según una encuesta de Poliarquía, exclusiva para LA NACION, Michetti muestra una intención de voto de 33,9 puntos. Bastante más atrás, Prat-Gay aventaja por menos de medio punto a Solanas, con 18,1 contra 17,7, en un virtual empate técnico entre ambos.

Con estos números, Elisa Carrió, tercera en la lista de candidatos del ACyS, no tiene garantizada su llegada al Congreso.

En cuarto lugar quedó Carlos Heller, del Frente para la Victoria, con 10,2 puntos. De esa forma, el candidato del kirchnerismo quedó rezagado para pelear el tercer puesto, pero estiró su ventaja sobre Aníbal Ibarra, postulante de Diálogo por la Ciudad, que bajó a 4,2 puntos.

Aún más atrás están los candidatos de izquierda Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad), con 2,5 puntos; Héctor Polino (Partido Socialista), con 1,9 puntos, y Vilma Ripoll (MST) con 1 punto. El trabajo también marca que 5,7 por ciento de los consultados dijo que aún no decidió su voto o no sabe por quién votará.

“La intención de voto de Michetti y Prat-Gay se estabilizó, pero la novedad es que Pino Solanas se separó de Heller y le pelea el segundo lugar al candidato del Acuerdo Cívico y Social”, explicó a LA NACION Alejandro Catterberg, director de Poliarquía.

Su análisis surge de la comparación de la encuesta que la misma consultora realizó 10 días atrás, publicada por LA NACION.

Desde entonces, Michetti y Prat-Gay mantuvieron casi sin cambios su intención de voto, pero Solanas subió 5 puntos.

El otro cambio importante lo protagonizó Aníbal Ibarra, que perdió casi 3 puntos desde el sondeo anterior, y bajó de 6,9 puntos a 4,2.

Con esos números en la mano, Catterberg considera que Solanas se benefició de los votos que perdió Ibarra, también le sacó un punto a Heller (pasó de 11,1 a 10,2 puntos) y sumó algunos indecisos.

El crecimiento del cineasta se sostiene por el apoyo de los sectores con estudios superiores y los jóvenes, y su punto débil es la baja aceptación que muestra entre los electores con estudios primarios y de clase baja.

Estas conclusiones se basan en los cuadros comparativos de los dos trabajos de Poliarquía, que indican que, en los últimos 10 días, Solanas creció 8 puntos entre el electorado joven y masculino y 10 entre los votantes con estudios terciarios o universitarios.

Aunque en estas franjas Solanas se impone a Prat-Gay, entre el electorado con menores estudios queda cuarto, detrás incluso de Heller, el postulante del kirchnerismo.

Consolidado

“El voto macrista está consolidado, lo que sigue moviéndose es el llamado voto progresista porteño”, agregó Catterberg.

En ese contexto, hoy la victoria de Michetti parece imparable, pero el lugar que terminarán ocupando los candidatos que están detrás de ella no está tan claro.

Si se mantuvieran los números actuales, Pro obtendría seis bancas en la Cámara de Diputados, el Acuerdo Cívico y Social lograría tres y el frente de Solanas, otras tres.

Con nombre y apellido, eso significaría un escaño para Carrió, líder del frente que integran la UCR y la Coalición Cívica, que en los últimos días salió a pedir el voto de los porteños, para no quedarse “afuera del Congreso”. Eso dependerá en última instancia de cuánto logre crecer Heller, que por ahora consigue una sola banca y de que Ibarra siga sin lograr los votos que necesita para llegar al Parlamento.

Ese es el otro dato significativo del recambio legislativo: el ex jefe de gobierno porteño, que cuando empezó la campaña tenía 14 puntos de intención de voto, se derrumbó hasta llegar a los 4,2 puntos actuales, y hasta ahora quedaría afuera del Congreso. Una sorpresa más del sube y baja del poder y del misterio de la aceptación popular.

Una cuestión de edad

Un corte por edades entre los encuestados de Poliarquía arroja las mayores diferencias entre Fernando “Pino” Solanas y Alfonso Prat-Gay. A mayor edad de los votantes, el candidato del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) mejora su desempeño, que va desde 12,7 puntos, entre los más jóvenes, hasta 22,4 en los mayores de 50. El caso de Solanas es exactamente el inverso, y arranca con 23,2 puntos de apoyo en los menores de 30 años, para bajar hasta 14,5 puntos entre los mayores de 50 años. En cambio, Gabriela Michetti (Pro) tiene un desempeño más parejo en todas las franjas etarias.

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1142808

Anuncios

Acerca de literatos

Un pichón de literato, sensible, simpático, con sueños y fantasías a reflejar en este humilde blog. De 28 años, periodista egresado de TEA, estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UBA, y oriundo del barrio porteño de Almagro. Trabaja en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no profesa el macrismo y sus ideas se mueven dentro de un espacio progresista. Co-conductor de Quiero Vale 4.

Publicado el junio 25, 2009 en nota informativa. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: