Archivos Mensuales: enero 2009

Luces de esperanza para el Altiplano

Con la victoria del SI a la nueva Constitución boliviana en el referéndum se vislumbran nuevas luces de esperanza para un pueblo que fue manoseado y hurtado constantemente por los gobiernos de derecha que respondían a una clase social privilegiada y fiel seguidora de las recetas yanquis.

El recuento de votos, por ahora, otorga un 60 por ciento al SI y un 40 por ciento para los opositores a la nueva Constitución Política del Estado, impulsado por los gobernadores de las prefecturas de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, que poseen los mayores medios de producción y reclaman la autonomía de esa región rica del país.

Por fin los derechos de los pueblos originarios podrán ser tomados en cuenta por una Carta Magna que avala que las 36 etnias deberán estar representadas en los poderes Legislativo y Judicial. Además, profundiza una reforma agraria al prohibir los latifundios (hasta 5 mil hectáreas permitidas para un sólo dueño) y establece que el Estado ejercerá la planificación de la economía y la administración de los recursos naturales y podrá intervenir en toda la cadena productiva.

En ese hermano país, que no tiene salida al mar, y que su geografía presenta también la división de dos sociedades América Latina mantiene su lucha frente a ideologías neoliberales funcionales a una oligarquía despiadada y poco solidaria con aquellos que menos tienen. Cualquier semejanza con la clase alta de este país es pura coincidencia… 

Anuncios

Buenos Aires marca la largada del Rally Dakar

La Torre Eiffel, protagonista en ediciones anteriores del Rally París-Dakar, seguramente se sentirá celosa ante un obelisco que fue ayer centro de atención de la trigésima edición del rally más importante del mundo, en el que compiten 500 vehículos agrupados en las categorías de automóviles, motocicletas y camiones.

Con una temperatura agradable pero con un sol que quería hacerse presente de la forma más violenta, la avenida 9 de julio se colmó de espectadores fanáticos (ver el calor porteño)de los motores y no tanto. Se calcula que medio millón de personas presenciaron la largada simbólica que constaba de un circuito vallado –aunque no fue así en la zona del Congreso, lo que provocó que la gente se encimara sobre los autos- entre el obelisco y el predio de la Rural. Salvo un accidente en el que participó el corredor argentino Francisco Otaño, el evento se desarrolló de forma normal.

A partir de las 17 se presentaron los 30 cuatriciclos, y luego las 230 motos. Alrededor de las 19 comenzó el mayor atractivo. Por calles como Bartolomé Mitre desfilaban los 188 coches que a pedido de los fierreros subían al máximo las revoluciones de sus motores. Por último los camiones realizaron un trayecto más corto por razones de seguridad.

La largada oficial se llevará a cabo hoy desde la localidad bonaerense de Saladillo para cumplir con la primera etapa que finalizará en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa. Después de transitar por diez provincias argentinas, de recorrer el desierto de Atacama, en Chile, y de cumplir con catorce etapas el sábado 17 de enero los competidores cruzarán la meta por primera vez en Buenos Aires.

El rally Dakar desde 1995 debe cambiar sus localidades a causa de amenazas de atentados de grupos terroristas. Es así como el año pasado, faltando una semana para el inicio de la competencia, las autoridades decidieron suspenderlo y llevarlo a otra parte del planeta. El sueño del gobierno argentino de remplazar las costas de Cabo Verde por las llanuras pampeanas y la altura de la Cordillera de los Andes recién comenzaba. Luego de la presentación del proyecto a las autoridades del Dakar se aprobó que Argentina, junto con Chile, sea el escenario de la nueva travesía.

 

El calor porteño

Más allá de que sobre el asfalto de la avenida 9 de julio la sensación térmica llegaba a los treinta grados el calor porteño lo brindaban madres y padres con hijos cargados en sus hombros; jóvenes que le ponían la picardía criolla a la largada simbólica; oficinistas recién salidos de sus trabajos que querían dejar grabados en sus celulares ese momento que se percibía como histórico; y miles de turistas hablando en distintas lenguas, que daban el marco internacional de la competencia.

Y es que el cariño efusivo del pueblo argentino no es una simple frase hecha. El cordialismo se podía notar ni bien comenzada la tarde cuando un chico alentaba a un grupo de personas canadienses y como recompensa se llevó una gorra oficial de la escudería. Asimismo en el interior del microcentro, donde los espectadores estaban más cerca de los automotores por el estrecho de las calles, los aplausos y gritos se elevaban a la par de los motores. Niños, jóvenes y mayores se esforzaban por extender sus manos al paso de los competidores, y cuando éstos devolvían el gesto ese calorcito imperceptible por termómetros subía. La emoción de este cronista no estuvo al margen cuando una camioneta con bandera blanquiceleste recorría la avenida de Mayo con la ilusión de llevar en lo más alto a su país. Pero el apoyo no era sólo para los locales. Cuando el público no se aguantó más y avanzó sobre los distintos vehículos la cordialidad llegó a su máxima expresión por medio de autógrafos y fotos con unos corredores emocionados y sorprendidos por el cariño de la gente. Incluso hubo tiempo para bromas en el momento que una joven con figura curvilínea se sacó una foto con pilotos irlandeses, y el público al son de “piquito piquito” hacía llegar su pedido.

Todo esto forma parte del espíritu Dakar y que a partir de hoy podrá sentirse en diez provincias argentinas. La travesía de unir pueblos y recibir la hermandad de sus pobladores será también algo histórico.